#Reflexion el "realismo magico" del Turismo Carretera



El realismo mágico es un movimiento literario de mediados del siglo XX y se define como una preocupación estilística y el interés de mostrar lo irreal o extraño como algo cotidiano y común. No es una expresión literaria mágica, su finalidad no es suscitar emociones, sino, más bien, expresarlas, y es, sobre todas las cosas, una actitud frente a la realidad. (definición wikipedia FUENTE https://es.wikipedia.org/wiki/Realismo_m%C3%A1gico )

Hace medio siglo el premio Nobel de Literatura, Gabriel Garcia Marquez, presentaba al mundo "Cien años de Soledad", una historia de una pareja y un pueblo imaginario conocido como Macondo y la vida de la familia fundadora, Buendia, y sus entretelones en el contexto de la obra literaria, que reflejaba con toda claridad el movimiento literario del que hacia gala.

Sin embargo, a mas de medio siglo de su estreno y 3 años de la muerte de su reconocido autor, el Turismo Carretera quizo rendirle un digno homenaje en la NO final disputada ayer en Posadas.

Si uno conoce la obra y lo compara con lo visto ayer, el realismo magico en el que se sumergio el TC, no tomarlo literal, cuando la lluvia y la falta de visibilidad hacia a todas luces imposible la realizacion de la competencia y la "resistencia" de los pilotos, que poco duro, pues el evento se largo, segun el Comisariato Deportivo, por respeto al publico y los periodistas.

Aun así, el cuadro fantástico parece ser una postal cotidiana de nuestro automovilismo, como la definición citada refleja mas arriba y el Turismo Carretera es fiel reflejo de ella. Asi como a toda costa se llevo acabo la fatídica fecha de Balcarce en Noviembre de 2011, aun con la piña de Canapino y la falta EVIDENTE de medidas de seguridad, el resultado final fue el fatal desenlace de Guido Falaschi y la condena al ostracismo del Juan Manuel Fangio de Balcarce. La ACTC, fiscalizadora y responsable principal del drama y sus asociaciados, salieron indemnes y la causa penal iniciada prescribió sin mas novedad.

Con tan triste ejemplo y antecedentes que incluso nos remontan a no pocos años atras, el Turismo Carretera en su conjunto, y si el sallo tambien le cabe a los pilotos, intento en un contexto imposible y disparatado, llevar adelante una competencia que no reunía ni las mínimas condiciones de sentido común para ello.

Después se impuso el argumento televisivo. Me es menester recordar que el mismo no tenia fundamento, pues la ACTC tiene su canal de You Tube y señales de cable soporte como Depor TV, pero claro la definición del Campeonato de Futbol es incluso mas fuerte que el "Macondo teceista".

Obviamente no es patrimonio del Turismo Carretera solamente. Bien vale mencionar lo sucedido en Buenos Aires con la piña de Diego Azar y el fallo evidente de las medidas de seguridad con el desparramo de los neumáticos en la zona de la horquilla Parga y el sector critico del antiguo ingreso a boxes. Mas alla que vale reconocer el laburo hecho por quienes gestionan el Autodromo de Buenos Aires, es inconcebible que sabiendo las dificultades del sector en cuestión y que las gomas no solo deben estar ensanchadas, sino también abulonadas.

En este contexto, y si bien somos conscientes del riesgo que implica el automovilismo, las medidas de seguridad y las personas capacitadas para ello, deben tener conciencia de ello y ya sea hace una semana en el Galvez o en el Rosamonte de Posadas, sea para armar un muñeco de neumaticos o ante una lluvia torrencial, el sentido común y la seguridad deben estar siempre POR ARRIBA de cualquier discusión, publico, periodismo o incluso los pilotos, que ante el fallo de los comisarios deportivos, pueden y DEBEN plantarse, por que ni ellos, ni sus colegas, estan exentos de sufrir alguna situacion que por supuesto nadie quiere.

También el periodismo, con excepción de la transmisión oficial que tuvo un papel pobre, debe salir en coro a marcar esta y otras fallas. También vale para Rosario, no por el hecho que la Formula Renault pueda correr o no y me lo hago como autocritica personal por no insistir, era inconcebible correr con un salto en la curva uno que en muchos casos perjudicaba a los pilotos y hasta fue causal de accidentes. Es importante aclarar y no va en saña con la gente que lucho para recuperar esta plaza, que hizo un gran esfuerzo, pero no tiene ahora excusas, incluso con el futuro alargue, de solucionar este asunto.

Y el publico, debe despojarse de todo fanatismo y plantarse frente a estos imponderables. Si bien no tenemos el poder decisorio, si tenemos la posibilidad de plantear libremente por ello y pedir al conjunto del deporte motor nacional, provincial y zonal estos hechos para que no caigan en saco roto como pienso y tristemente sucederá, este nuevo episodio del "Macondo teceista" que festeja sus 80 años.

Comentarios