Parar la pelota


Quizas la analogia sea bienvenida para entender el contexto y la situacion previa a un evento de envergadura como una Copa del Mundo de Futbol.

Hoy el automovilismo argentino ha dado una muestra mas, una mas de las tantas que marcan su camino al fondo y si no alcanzara este mas abajo todavia.

Como nos cansamos de decir, no pasa solo por Rafaela y por el Super TC 2000, sino porque puede cambiar la categoria o el escenario pero las falencias no. Desordenes reglamentarios deportivos o tecnicos, fallas en la difusión, organizacion y promocion del evento. En el mismo domingo hasta tenemos dos categorias nacionales en dos canales distintos y cada uno con su libreto y su defensa a ultranza aun cuando la realidad sea inapelable.

No me detendre en lo mismo de siempre sino en pedir que la cordura y el sentido comun manden de una buena vez.

PARAR LA PELOTA para planificar el evento con la alteracion y seriedad que corresponde. Es increible como Rafaela que deberia ser uno de los "eventos del año" sea desaprovechado como tal. Un ovalo casi centenario, que nos puede regalar grandes competencias, es rebajado en su precio, se le agregan penalizaciones incomprensibles o incluso la desigualdad tecnica del eterno tema de los motores, que parece ya hasta aburrido.

Preparar con 15 o 30 dias de anticipacion, con entrenamientos y hasta evaluacion de admicion, una carrera que incluso por seguridad incluya una detencion y hasta darle un contendo mas comprensible que no resulte un chino para el publico y para quienes informamos tambien.

Al televidente se le puede dar mucho contenido y color previo pero si la estrella es el domador y no los payasos del circo estamos en un problema. Ejemplos sobran, Mexico, USA, Brasil e incluso Europa entienden que los dirigentes deben vivir para el automovilismo y no del automovilismo.

Canales exclusivos de automovilismo y coberturas triple play se extienden sin solución de contonuidad. Eso sin dejar de mencionar las Over The Top, aplicaciones de Streaming que difunden contenido exclusivo de categorias y transmiten el evento principal. El Moto GP lo entendio hace mucho tiempo, tambien el WRC y ahora la F1. Aca tenemos que pedir permiso a Mirtha Legrand...

El automovilismo argentino tiene que PARAR LA PELOTA y planificar seriamente lo que quiere hacer. Sus dirigentes deben dejar de hacer culto y negocio de su imagen y de las categorias. El deporte motor nacional pasa vergüenza cada Domingo y dejamos de hablar de las competencias para hablar de factores externos, reglamentos que alteran la esencia del deporte y dirigentes que como una postal del pais, pelean por su ambición personal y no importa llegar al extremo del ridiculo donde ya no importa no volver sino pertenecer...

Se viene el Mundial y sabemos que el mundo se para. Aprovechemos para parar y replantearnos en serio cambios y no "cagarla"....

Mientras que Leo y los nuestros nos traigan la Copa

POR LO MENOS ASI LO VEO YO
HERNAN FEIJOO

Comentarios